Aun siendo conscientes de la creciente demanda de la tecnología y la imparable transformación digital que existe en la actualidad, muchas empresas aún se encuentran muy poco tecnificadas, sobre todo las pymes. Por el contrario, aquellas pymes que deciden invertir en un software de mantenimiento, rápidamente ven los resultados positivos que esto aporta a su negocio.

Qué es un software de gestión de mantenimiento

En primer lugar, y antes de meternos de lleno en la temática de este post, debemos tener claro en que cosiste este mantenimiento. Desde el punto de vista de la ingeniería de software, un mantenimiento de software vendría a ser la modificación de un producto de software después de la entrega, para corregir errores, mejorar el rendimiento, u otros atributos. Se trata de una de las actividades más comunes en la ingeniería de software.

El plan de mantenimiento es una parte crítica de cualquier empresa, no sólo para reducir en costes de mantenimiento, sino también para aumentar la rentabilidad del negocio en general.

Cómo el software de mantenimiento facilita el trabajo

Este tipo de sistemas si por algo si caracterizan principalmente es por la optimización y agilización del trabajo que suponen, ya que digitalizan tareas manuales que resultan tediosas y largas facilitando así el trabajo y gestionando el tiempo de los empleados de mejor forma. No obstante, son muchas más las razones que acompañan a apostar por un software de mantenimiento en tu empresa, siendo la gestión y optimización del tiempo y el trabajo la primordial. A continuación, os dejamos 10 razones por las que deben contratar uno. 

Razones por las que contratar un software de mantenimiento

  1. Nuevas versiones y actualizaciones: un producto siempre debe incluir mejoras continuas, ya sea por parte del proveedor como por parte del cliente, incluir estas mejoras.
  2. Cambios legislativos: nuevos cambios en la normativa y modelos oficiales hacen necesario que el software se adapte a esos cambios para no quedarse fuera de la legislación.
  3. Mercado cambiante: las necesidades se multiplican y diversifican en un mercado tan cambiando como el actual. Cada vez las empresas tienen que reinventarse más y más, es por ello, que para no quedarse fuera del mercado el software tendrá que contemplar las nuevas condiciones.
  4. Incidencias o postventa: el uso diario del software puede llevar, como es lógico, a ciertas incidencias. En el caso de que estas provengan del propio software, será el encargado de reparar dichos problemas.
  5. Chequeo y mantenimiento de la base de datos: cualquier base de datos requiere de una administración, monitorización, desfragmentación, etc. Independientemente de que en el momento de su instalación estas estuvieras correctamente, con el tiempo se pueden volver pesadas y perder eficacia.
  6. Instalación y reinstalación de servidores y puestos: cualquier cambio en el hardware o simplemente la incorporación de nuevos trabajadores a la empresa, requiere de la instalación y testeo del software en cada puesto.
  7. Adaptación del software a nuevos sistemas operativos: siempre puede ocurrir que una nueva versión del sistema operativo interfiera en la funcionalidad de una aplicación. Esto, conlleva a una evolución obligada del software que escapa del control del proveedor y más aún del cliente.
  8. Ser igual de competitivo que la competencia: utilizar el mismo software que otras empresas usan permitirá garantizar por donde se mueve la competencia y así, evitar quedar obsoleto.
  9. Optimización de la toma de decisiones: un software de mantenimiento genera informes, gráficas o reportes con toda la información principal y en el momento oportuno. Facilita la toma de decisiones de forma precisa y acertada tras el análisis de los datos generados. Es decir, simplifica las tareas.
  10. Control de la gestión del tiempo de los técnicos de campo: los sistemas de gestión de mantenimiento modernos garantizan la trazabilidad de la data en la medida en que registran de manera electrónica, automática y sobre la marcha la hora en la que una solicitud u orden de trabajo fue emitida, recibida y ejecutada, además de cada transacción que pueda ocurrir durante la orden de trabajo.

No obstante, aún después de algunas de las principales razones por las que contar con un mantenimiento de software, siendo muchas más, aún muchas personas ponen en cuestión su necesidad. Además de estos beneficios existen muchos otros como la extensión de la vida útil de los activos, el incremento de la productividad, evitar los retrasos en la producción, evitar reparaciones mayores y más graves o reducir los costos totales del mantenimiento.

Un mantenimiento de software no debe percibirse como un gasto adicional, sino más bien como un servicio de garantía ante el producto que asegura al cliente que el proveedor responderá a las incidencias de forma adecuada y ágil a los problemas que puedan surgir. Es una garantía de servicio y calidad a largo plazo.

Un software de mantenimiento como Protecnus ofrece todas las herramientas necesarias para optimizar tu actividad ganando eficiencia en tus servicio y movilidad de tus técnicos de campo. Dirigido a todas aquellas empresas con servicio técnico de campo, dónde podrán gestionar y planificar de manera fácil y online todas las actividades de la empresa, desde sus técnicos hasta el análisis de datos y gestión empresarial.

Si aún no conoces Protecnus y sus opciones son las que necesita tu organización, te invitamos a contactar con el equipo Protecnus. Y si lo deseas puedes solicitar tu demostración gratuita de Protecnus si ningún compromiso.